Dolores de espalda y cuello: Más comunes de lo que crees

Aunque los dolores de cuello y espalda suelen ser un poco menos comunes que los de cabeza, de igual manera millones de personas sienten este dolor al menos una vez en sus vidas. El dolor en la parte superior de la espalda, hombros y cuello suelen afectar al menos a 6 de cada 10 individuos.

 

 

Si bien muchos casos de dolor en el cuello no poseen una causa de fácil identificación, algunos se pueden asociar con distensiones musculares o de tendones, o hernias. Este tipo de lesiones son provocadas por fuerzas aplicadas de manera violenta (tras sufrir un accidente automovilístico, por ejemplo), o por una distensión de cuello por mala postura al dormir o trabajar.

 

Las heridas de ligamentos, músculos y tendones suelen sanar a medida que pasa el tiempo, teniendo como máximo un par de semanas. Esto debido a que son partes blandas de nuestro cuerpo y la corriente sanguínea que pasa por allí aporta las proteínas y nutrientes necesarios para una recuperación rápida y sencilla.

 

Un paciente deberá acudir de forma casi inmediata al médico cuando el dolor de cuello o espalda se exceda de los tres meses, y se agudice cada vez más. Dolores muy fuertes, acompañados de adormecimiento u hormigueos de las partes cercanas (brazos, por ejemplo), son sinónimo de una anormalidad anatómica específica.

 

Algunas de las causas más comunes de los dolores de cuello o espalda son las siguientes:

 

  • Debilidad en los músculos: Esto suele ser consecuencia por la falta de ejercicio, lo que a su vez ocasiona que los músculos se debiliten y sean más propensos a ser afectados por malas posturas o el estrés. De aquí radica la importancia de realizar pequeños y sencillos ejercicios diarios que ayuden a fortalecer los músculos.
  • Poca flexibilidad y mala postura: Estar mucho tiempo en una misma postura (como la que adoptamos frente a la computadora, por ejemplo), hace que nuestros músculos se acostumbren y se vuelvan más rígidos. Para evitar que esto suceda, es necesario hacer estiramientos cada cierto tiempo, y no pasar todo el día con la misma postura. 
  • Inclinarte hacia adelante mientras trabajas: Es importante mantenerte erguido sin inclinar la cabeza hacia adelante, mucho menos el cuerpo. Sino, crearás una tensión innecesaria en los músculos de la espalda que acabarán por ocasionarte dolor.
  • Estrés: Aunque no lo creas, ésta es una de las principales causas de los dolores de espalda, hombros y cuello. De vez en cuando es necesario tomar un break del ajetreo diario y hacer una cita con algún spa y fisioterapeuta. 

 

 

Para el resto de los casos, es importante saber que existen tratamientos no quirúrgicos que ayudan y agilizan la recuperación en cuanto a lesiones dolorosas leves se refiere. Entre ellos encontramos la aplicación de hielo o calor, medicamente anti-inflamatorios, la fisioterapia e incluso los masajes y terapias quiroprácticas y osteopáticas.

 

Si sientes que estos pequeños remedios caseros no funcionan y más bien tus dolencias se agudizan, puedes acudir a La Clínica Quiropráctica. No sólo contarás con el apoyo de un profesional, sino que tendrás la seguridad de estar haciendo lo correcto por tu salud.

 

Nuestros quiroprácticos se centrarán en diagnosticar y tratar los diversos trastornos que puede llegar a sufrir el sistema musculoesquelético, especialmente la columna vertebral. Las terapias se realizan manualmente y a través de la manipulación de la espina dorsal y diversas articulaciones y demás tejidos blandos.

 

Además, se pueden incluir ciertos ejercicios e incluso una orientación a un estilo de vida más saludable, que vayan en acompañamiento a las sesiones terapéuticas físicas. A pesar de ser utilizada mayormente en casos de dolores de espalda y cuello, también se usa para tratar otro tipo de afecciones.Si hablamos en cuanto a número de pacientes que la utilizan, la Quiropráctica figura como la tercera profesión sanitaria de atención primaria a nivel mundial, justo después de la Medicina y la Odontología.

 

En La Clínica Quiropráctica se interesan por tu salud y bienestar. Si sufres de alguna dolencia en la espalda, hombros o cuellos, puedes pedir una cita en cualquiera de sus sucursales ubicadas en el Estado de Washington y con gusto te atenderán:

 

Everett: 205 Casino Rd. Ste B7. Everett, WA 98208   

Lynnwood: 16416 7th Place W Suite B. Lynnwood, wa 982037  

Bellevue: 15230 NE 24th St, Suite 1S. Redmond, WA 98052   

Kent: 24612 10th Ave SE. Kent, WA 98030

Sea-Tac: 15245 International Blvd S Suite 210. Sea-Tac, WA 98188  

Tacoma: 2115 S 56th St Suite 101. Tacoma, WA 98401    

Seattle: 2326 Rainier Ave S. Seattle, WA 98188

Tratamientos quiropracticos en Seattle - La clinica quiropractica

La Clínica quiropráctica

Enviar

Gracias!

Nos comunicaremos contigo lo antes posible. 

Campo Requerido

Campo Requerido

Mensaje:

This field is required.

Citas el mismo día!

Haz tu cita ahora!

Nosotros te llamamos 

DANOS TU NÚMERO DE TELÉFONO

Enviar

GRACIAS!

Ahora te llamanos...

Por Favor danos tu número de teléfono

© 2019 La clínica quiropráctica. Spanish websites for chiropractors and law firms LOH Digital.​

quiroprÁctico Seattle

quiroprÁctico Seattle

206 202 9622

Atención 24/7

La Clínica quiroprÁctica

Logo de la Clínica quiropractica en Seattle, WA